Close

12 enero, 2015

El baño y nuestras mascotas

La higiene corporal de nuestras mascotas, es decir, el baño, es algo que debemos tener en cuenta, pero no una cosa que nos deba obsesionar. Toda mascota se puede bañar, aunque más habitualmente se suele hacer con los perros. Muchas veces pensamos que al estar en un piso con nosotros, debemos lavarlos con asiduidad, algo muy erróneo y que nos lleva a una patología futura.

Un perro, de forma general, se debe bañar cada 30 días como mínimo, habiendo algunas razas que sí pueden tomar baños algo más frecuente

Cuando se baña a un perro, parte de la grasa corporal se elimina con el baño. Si éste se hace con mucha frecuencia, a la larga, se queda sin protección pues no damos tiempo a que la grasa se regenere. una piel desprovista de grasa protectora suele convertirse en una piel enferma, más propensa a dermatitis, alergias, caspa, un pelo feo, sin brillo y algo muy importante, nuestra mascota huele mucho más.

Cuando hay una mascota en una casa, esta casa, indiscutiblemente huele, pero no quiere decir que huela mal, huele a perro, gato, conejo….es decir, a nuestra mascota. Es por eso, que mucha gente piensa, equivocadamente, que si la baña más frecuentemente, se quitará el olor, y eso es falso, será peor.

Un perro, de forma general, se debe bañar cada 30 días como mínimo, habiendo algunas razas que sí pueden tomar baños algo más frecuente, siendo la media  un baño mensual.

Por eso, no se debe lavar a nuestro perros más veces por el hecho de estar viviendo dentro de casa.